IMG_20220701_100251

En un recorrido por los sectores Bomberos y Porvenir de la capital del Meta, en donde se ha identificado la problemática de llantas usadas arrojadas en las calles, la Corporación realizó recolección de estos residuos, con el objetivo de darles una correcta disposición, mitigando afectaciones al ambiente y la salud de la comunidad.

La jornada llevada a cabo en un trabajo conjunto con la Gobernación del Meta y Bioagrícola del Llano, finalizó en el Centro de Acopio de Llantas Usadas de Cormacarena, donde se almacenaron los 250 residuos recolectados, que serán donados a artesanos que trabajan con esta materia prima y empresas dedicadas a la transformación de llantas, entre otros.

La Autoridad Ambiental del Meta advierte que disponer de maneras inadecuadas de este residuo, como las quemas controladas, provoca que productos muy perjudiciales para la salud como el monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, dióxido de carbono, óxidos de zinc, benceno, fenoles, óxidos de plomo o tolueno, se dispersan en el aire impactando a las personas y recursos naturales.

El Centro de Acopio de Llantas Usadas de Cormacarena está abierto al público de lunes a viernes, desde las 8 de la mañana, hasta las 4 de la tarde en la carrera 34 No. 22- 34/36 del barrio San Benito.

Comparte este artículo

Artículos Relacionados

Traducir »
¡Bienvenido!
Ir al contenido