Corporación / Boletín de Noticias

2018-12-03 Cacao, semilla de esperanza que crece en el Meta

Cacao, semilla de esperanza que crece en el Meta

Más de 70 productores del Meta, han sido beneficiados con capacitaciones  y visitas a otros departamentos líderes en producción de cacao, con el objetivo de apuntarle a un mayor crecimiento en la región y ser visto a nivel nacional e internacional como los mejores cultivadores de esta fruta usada especialmente,  para la producción del chocolate.

 

Cormacarena, la Universidad de la Amazonía y Ecopetrol durante  el año  2018, visitaron 26 veredas de los municipios de Acacías, Guamal y Cubarral, para fortalecer el conocimiento en manejo en transformación de la materia prima y uso de los subproductos como: cascarilla de cacao, mucílago como materia prima de mermeladas entre otros, a los campesinos que se dedican a cultivar de manera sostenible el cacao, como una oportunidad económica y de desarrollo social.

 

Los cacaoteros metenses quieren que en la mesa de millones de colombianos se sienta el sabor y olor del llano; Según  Miguel Dussan presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda San Pedro de Guamal, “visitar casos exitosos como  el del Huila, permite que luego de muchos años de conocerse el Meta como un departamento violento, al que no se podía acceder a muchos sitios fácilmente, en el que predominaban los cultivos ilícitos y donde era complicado demostrar que hay campesinos comprometidos con el medio ambiente y quienes trabajan diariamente por satisfacer a las grandes ciudades del país en cuanto a agricultura; pueda convertirse en un departamento con producción de cacao de alto nivel”.

 

Y es que para el campesino llanero, recibir de parte del estado ayudas que lo impulsen a implementar estrategitas que aporten en conocimiento, economía y  que les enseñe a realizarlo en armonía con la naturaleza, es valioso, por eso para el señor Jesús Saúl Orjuela Pardo, presidente de la JAC de la vereda San Juanito de  Acacías, no era impedimento el tener que caminar por 3 horas desde su vereda, para asistir a las jornadas de Escuelas de Campo que se llevaban a cabo en la plazoleta central de Acacías, porque allí, comprendía que el trabajo de la mano con el medio ambiente es mucho más fructífero.

 

En ese sentido, para Cormacarena además de velar por que en cada lugar del Meta se proteja el invaluable patrimonio natural, es generar en cada persona

 

que se dedica a alguna actividad agrícola, una semilla de conciencia sobre aprovechar los recursos naturales, al mismo tiempo que  aportan al desarrollo social y económico de esta zona del país; rica además de petróleo, en cacao, café, arroz, frijol, plátano y personas  que siembran esperanza.

Fecha de Publicación: 2018-12-03

Tweet